Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos tanto en el CIDAF, como en la mayoría de empresas dedicadas a la investigación de nuevos ingredientes o compuestos bioactivos, es la purificación de los mismos. Cuando se descubre el potencial de algún compuesto, es decir, cuando se descubre que algún compuesto puede ayudar a mejorar  nuestra, interesa purificarlo a partir de la fuente vegetal de la que procede. Esta purificación interesa para poder incorporar ese compuesto a alimentos funcionales, preparaciones para el desarrollo de nutracéuticos, o para continuar con el proceso de investigación y averiguar su potencial bioactivo frente a determinadas enfermedades. Esta tarea no es fácil, ya que los vegetales y las plantas poseen un número ingente de compuestos, los cuales poseen propiedades químicas muy similares y, por tanto, son difíciles de separar. En este sentido, existe una tecnología de purificación de compuestos en auge llamada cromatografía en contracorriente.

Spectrum

Es una separación cromatográfica líquido-líquido basada en las múltiples particiones entre dos fases inmiscibles -es decir, que no se mezclan entre sí-,sin fase estacionaria sólida, y por tanto, permite un 100% de recuperación de la muestra inicial. También permite un fácil escalado desde la escala analítica a escala industrial para la purificación de grandes cantidades de compuestos.

Nuestra doctoranda Cecilia Jiménez Sánchez ha realizado una estancia en la ciudad de Braunschweig (Alemania) donde se purificaron polifenoles procedentes de aceite de oliva virgen extra en el laboratorio del profesor Peter Winterhalter del Instituto de Química de los Alimentos. Gracias a esta estancia, la cromatografía en contracorriente se encuentra operativa en nuestro centro, CIDAF.

¿Quieres saber más? No dudes en dejar tus comentarios…